Crónicas históricas de los terremotos y tsunamis acaecidos en España (2ª Parte)

Comparte Síguenos   – Introducción: Cuadro de los terremotos más relevantes en la historia de […]

 

– Introducción: Cuadro de los terremotos más relevantes en la historia de España.

– Primera parte: Terremotos del 5 de abril de 1504 y del 22 de septiembre de 1522.

– Tercera parte: Terremoto de Torrevieja, Alicante el 21 de marzo de 1829.

– Cuarta Parte: El terremoto de 1884.

Conclusión: Los sucesos más recientes.

 

Segunda parte: Terremoto y tsunami de Lisboa  que asoló Cádiz, Huelva, Sevilla el 1 de noviembre de 1755.

 

Uno de los que más documentación se dispone pese a su lejanía en el tiempo es el que se produjo en Lisboa a las 10 de la mañana, el 1 de noviembre de 1755, cuya magnitud (No se conoce con exactitud) se baremó entre 8,4 y 9 grados y causó 1.275 víctimas y 500 desaparecidos en territorio español, especialmente en Sevillla, Huelva y Cádiz donde llegaron olas por encima de los 10 metros de altura.

Placa que conmemora el terremoto de 1755. Fuente.

 

Viene al recuerdo del terremoto de Lisboa con lo que ha acontecido últimamente en Japón, puesto que fueron tres grandes desgracias seguidas; primero un gran terremoto, seguido de tsunamis que asolaron la ciudad portuguesa y terminando de aniquilarla, un gran incendio que no se pudo apagar y que duró hasta consumir en cenizas gran parte de edificaciones que todavía quedaban en pie.

“Ruinae Eversae Olysipponis – Ruinen der Stadt Lissabon”. Composición de Konrad Lotter (1717-1777) en la que se observa una doble ilustración de Lisboa antes y después del terremoto. Fuente: “The Illustrated History of Natural Disasters”. Verlo al mayor tamaño.

 

A las 9:40, las campanas de Lisboa comienzan a sonar solas y los lisboetas experimentaron un fuerte temblor durante 10 largos minutos, que se volverán a repetir otras dos veces más y que destrozan tres cuartas partes de los edificios de la ciudad, unas 17.000 casas. El Teatro de la Ópera, orgullo de la ciudad también sucumbirá a los seísmos, al igual que las iglesias, llenas de gente ese día con motivo del día de “Todos los Santos”. La gente, presa del pánico intentó escapar hacia zonas no edificadas para esperar sin peligro a que los temblores cesaran y muchas de ellas se encaminaron hacia el puerto donde pensaban estar más seguros. Sin embargo el mar comenzó a retirarse para volver con furia y llevarse la vida de 900 personas. Los corrimientos de tierra provocaron incendios que fueron avivados por la estrechez de las calles de la ciudad y que tardaron días en apagarse.

Casa de la Ópera. Año 1757. Fuente: “The Illustrated History of Natural Disasters”.

 

 

Un 20% de la población de Lisboa sucumbió ante el desastre (en total se estima que fallecieron entre 60.000 y 100.000 personas) y la ciudad quedó arrasada. El rey José I quedó tan impresionado por los sucesos de aquellos días que nunca pudo olvidarlo y vivió traumatizado para el resto de sus días. Sin embargo una carismática figura emergió de todo aquel caos. Se trataba del Marqués de Pombal, que además de conseguir el permiso para enterrar a los muertos con gran rapidez y así evitar epidemias, se esforzó en la elaboración de edificios antisísmicos que pudieran soportar mejor los terremotos, que estuvieran ligeramente separados unos de otros para no provocar derrumbes en masa, amplió las calles y ordenó dejar zonas al aire libre donde la gente pudiera ponerse a salvo en caso de otro suceso similar. El desastre fue muy conocido en todo el mundo y sirvió como el punto de inicio de los primeros estudios científicos a cerca de los seísmos.

La reconstrucción de Lisboa. “De las ruinas del terremoto sucede la más brillante reconstrucción de Lisboa”, António Patrício Pinto Rodrigues, 1829. (Biblioteca Nacional Digital). Fuente.

 

Planta de Lisboa: arruinada por el terremoto de 1755 y el nuevoPlan de Reconstrucción del arquitecto Eugenio de Carvalho dos Santos y Carlos Mardel. Fuente; verla a máxima reloución.

 

A Cádiz (España) llegaron tres olas gigantes. La primera, lo hizo pasadas las 11 aM, 6 minutos aprox. después arribó la segunda y 15 min. la tercera, posiblemente la de más altura, aunque en los días sucesivos lo hicieron otras de menor envergadura. El agua se pudo apartar unos dos kilómetros, para luego entrar con virulencia, aunque el gobernador militar ordenó cerrar las murallas (Las puertas de Tierra) de la ciudad, con lo que así se pudieron salvar vidas. El agua chocó con las murallas y rompió sus parapetos arrojando piedras e inundando el barrio de la Viña, se metió hacia el puerto y llegó a la Plaza del Ayuntamiento . Las aguas del interior de la bahía y el océano se llegaron a unir.

Cádiz en 1755 antes del terremoto. Autor: Albrizzi. Fuente.

 

– En el libro “Relacion, y observaciones physicas-mathematicas, y morales sobre el general terremoto, y la irrupcion del mar del dia primero de noviembre de este año de 1755, que comprehendiò à la ciudad, y gran puerto de S.ta Maria, y a toda la costa, y tierra firme del reyno de Andalucìa“. (1756) se explica lo que aconteció durante ese día maldito y los sucesivos a la tragedia. En retazo se explica que la retirada del mar fue brutal; en torno a una legua, casi 5 km de distancia.

(…)

Según cuenta, la mar regresó varias veces sin que causara muchas víctimas donde él autor se encontraba. Sin embargo pronto descubre que en otros lugares no corrieron la misma fortuna.

(…)

(…)

En el apéndice, el autor Juan Luis Roche es sabedor de las terribles noticias que han ido llegando en los días que tardó en imprimirse su carta, no solo de otros lugares de Andalucía, sino del extranjero, especialmente en Lisboa.

(…)

– La edición del Mercurio Histórico y Político de noviembre de 1755 recoge este terrible acontecimiento y relata pormenorizadamente cómo sucedieron los hechos, tanto el terremoto como el tsunami cuyo primer efecto fue la retirada de las aguas . Se deja notar la consternación e importancia que se le dio al desastre.

Respecto a la ciudad de Lisboa cuenta como fue la tremenda intensidad del seísmo y describe la desesperación de sus ciudadanos. Estos son algunos de los fragmentos:

 

 

En la crónica se publica una carta enviada desde el puerto de Lagos. Este es el extracto del testimonio que asegura que las aguas se metieron más de una legua y media (7,25 kilómetros) en tierra.

(…)

Los temblores se dejaron sentir en Madrid con fuerza considerable durante ocho minutos, aunque no se reflejan daños de consideración en la crónica.

También se hace eco de los efectos del terremoto en Sevilla donde quedaron destruidas el 7% delas casas y dañadas el 88%. Se hace un relato de los daños sufridos en las edificaciones más relevantes. A partir de la desgracia en Sevilla estuvo vigente una ley por la cuál no se podía circular con vehículos por sus calles bajo pena de 1 mes de prisión o 50 ducados de multa durante un año y medio después de la catástrofe. En Carmona estas leyes fueron considerablemente más duras y ascendían a 6 años de cárcel o multas de 500 ducados.

Cádiz quedó marcada por el fuerte seísmo y el posterior y sobrecogedor tsunami que en algunas zonas llegó a sobrepasar y dañar la muralla de la Plaza con sus, posiblemente, 15 metros de embargadura. Este es un fragmento de la narración del histórico suceso.

 

– En Huelva gran parte de los edificios importantes quedaron destruidos. Muchas personas tuvieron que irse a vivir a los pueblos ante la imposibilidad de habitar sus hogares.

– El 5 de noviembre de 1755 se escribía este resumen describiendo el triste acontecimiento que se había desatado en Cádiz hacía tan solo unos días titulado: “Noticia breve de el terremoto y salida del mar que se experimento en esta ciudad de Cadiz el dia de Todos los Santos, primero de noviembre de 1755 [Texto impreso]”. Imprenta Real de Marina (Cádiz) imp. Estos son alguna de las partes del relato. En el primero describe la entrada del mar por encima de las murallas que inundó el barrio de la Viña.

(…)

(…)

A semejanza de Lisboa, en Cadiz también perecieron muchas personas en su afán por ponerse a salvo. Según la noticia, muchos perecieron cuando se dirigieron apresurados camino a la Isla y el agua les engulló.

En este otro documento con el curioso título “Motivos que fomentaron la ira de Dios, explicada en el espantoso terremoto de el sábado, día primero de noviembre, año de 1755” se puede leer este retazo:

“Motivos que fomentaron la ira de Dios, explicada en el espantoso terremoto de el sábado, día primero de noviembre, año de 1755, en la Santa Patriarchal Iglesia de Sevilla, y remedios para mitigarla ofrecidos el Sábado 28 de febrero de 1756 …” Fecha: 1756, Imprenta Mayor (Sevilla).

 

Más información:

La zona histórica: El tsunami de Cádiz 1755.

Biblioteca virtual de Andalucía.

Los efectos en España del gran terremoto de Lisboa.

El maremoto de Cádiz.

La Ruta del Maremoto.

La Virgen de la Palma y el maremoto de 1755.

El terremoto de Lisboa de 1755.

Grabado Vista de Cádiz de Albrizzi, 1755.

Lisbon: earthquake of Nov. 1, 1755.

Usuarios.multimania.es/porcadiz/historia/1755.

Sucedido en Cádiz: la Vírgen y el maremoto.

Apuntes históricos y artísticos sobre la devoción del rosario en Cádiz.

Barrio La Palma, balcón y su Vírgen.

Colleçaõ de algumas ruinas de Lisboa causadas pelo terremoto e pelo fogo do primeiro de Novemb.ro do anno de 1755 debuxadas na mesma cidade por MM.

Curiosidades e historias del mar II.

Marqués de Pombal.

Vídeos:

1755 The Great Lisbon Earthquake.

Polémica por el cuadro que conmemora el maremoto de 1755,en Andalucía Directo.

Portugal ano 1755 Tsunami.

El gran terremoto de lisboa.

LISBOA ANTES DO TERRAMOTO DE 1775, RECRIADA VIRTUALMENTE…MAGNIFICO!!!

– Lisboa – O Terramoto de 1755. Partes: 1, 2, 3, 4 y 5.

Audio:

La otra mirada- al filo de lo imposible.

Sobre admin