Diez valientes investigadores dejan a disposición pública su información genética en internet.

Diez valientes investigadores  se han ofrecido voluntariamente para dejar su información genética a disposición pública en la red, junto con fotografías, su historial de enfermedades, las alergias, las medicaciones, los orígenes étnicos, así como otros rasgos, llamados fenotipos, que van desde las preferencias en la alimentación hasta los hábitos televisivos. Los 10 voluntarios son los primeros participantes en el “Personal Genomics Project” , controlado por la Facultad de Medicina de Harvard que esperan ofrecer un diagnóstico genético gratis a 100,000 personas a cambio de su intimidad.

Los investigadores admiten que el proyecto es tanto un experimento social como científico, y no saben las consecuencias de tener su información genética a la vista del público. Una nueva ley federal prohíbe a los aseguradores discriminar a los individuos en base de su perfil genético. Pero a cualquiera de los diez participantes en el proyecto se les podía negar un seguro de vida o de invalidez, sin consecuencias legales, después de haber colgado por su cuenta en la red la información de su predisposición a una enfermedad.

Aunque estos primeros voluntarios son un grupo sano, y la información colgada hasta ahora no revela ningun problema grave de salud. Los participantes tienen más provabilidades de conocer que tienen un riesgo mayor de padecer algunas enfermedades comunes. John Halamka, jefe oficial de información en la Facultad de Medicina de Harvard, descubrió que tiene doble riesgo de padecer obesidad. “Si alguien me hubiera dicho hace 10 años que tenía ese riesgo de padecer obesidad, habría dejado de comer hamburguesas y donuts mucho antes,” dijo Halamka.

Fuente y ampliación de información: Blogs.discovermagazine. (Inglés)

Sobre admin