Nadie quiere ser director de colegio.

Comparte Síguenos He leído un artículo de Enrique Arias Vega en el que exponía unos […]

He leído un artículo de Enrique Arias Vega en el que exponía unos casos que ponía los pelos de punta a cerca de nuestro sistema educativo en España. A continuación os escribo un fragmento que corresponde al relato de lo que ocurre,  no en pocas, sino en muchas de las escuelas e institutos españoles:

“La última noticia proviene de Euskadi, donde en dos de cada tres escuelas e institutos de la red pública nadie quiere ser director. Hace tres años, eso solo ocurría en la mitad de los colegios, lo que tampoco estaba nada mal.

Ya no basta, por consiguiente, ese plus de vanidad que antaño se asociaba a un cargo considerado de prestigio. Tampoco funciona el otro plus, el económico, de 200 a 400 euros mensuales, que lleva aparejado el puesto. <<Los incentivos económicos no compensan la responsabilidad del cargo, los conflictos, ni la mayor dedicación laboral que exige>>, cuenta un representante de Educación Primaria”.

“Comprendí el problema al coincidir en una tertulia televisiva con el director de un colegio alicantino al que un alumno le había amenazado con una navaja al cuello. <<Lo peor no fue eso –comentó el sufrido docente-, sino la posterior agresión del padre al conocer la sanción que le impusimos a su hijo>>”.

“Ya ven cómo están las cosas. Se comprende, entonces, que en Navarra 42 de los 59 directores de instituto hayan tenido que ser designados a dedo. En Cataluña, hace dos años no hubo candidatos al puesto en el 43% de los colegios; pero es que un año después la cifra ascendió al 58%.

El escenario no puede ser más desolador: absentismo escolar, falta de exigencia académica, morbilidad del profesorado, violencia en muchas aulas, desinterés general por el aprendizaje…

Todo esto no responde a ninguna impresión subjetiva. Hace unas semanas, escolares de 57 países se sometieron a las pruebas del cuarto informe PISA para valorar su grado comparativo de conocimientos. En el anterior, España ocupó el puesto 31 en ciencias, el 32 en matemáticas y el 35 en lengua. Lo peor con todo, no es semejante fracaso, sino un par de detalles que lo adoban: uno, que nuestro nivel desciende a cada nuevo informe, y dos, que las comunidades autónomas peor preparadas se negaron a participar en las pruebas. Ya me dirán, pues…”

(Fragmento sacado de Última Hora Ibiza, Domingo, 17 de mayo de 2009, pag.22).

Relaccionado: Hospitalizado un profesor tras ser agredido por un grupo de jóvenes.

Los padres ya dan más problemas en el cole que los hijos.

Sobre admin