“Oid mi voz. Alexander Graham Bell”.

Cada vez me atrae más el siglo XIX, que en mi modesta opinión asentó las bases de la tecnología del siglo XX y la actual, en el que aparecieron las primeras fotografías que nos muestran cómo era el mundo tal cuál hace bastante más de una centuria y los primeros sonidos que nos acercan la música y las palabras de los seres humanos de entonces.

“Heard my voice. Alexander Graham Bell” son las palabras que se pueden escuchar, si afinamos un poco el oído, en una grabación realizada el 15 de abril de 1885 a las 8 de la tarde y que permaneció en silencio durante 128 años en la Colección de Primeras Grabaciones de Sonidos del museo de Smithsonian  en un disco de cartón cubierto de cera. En 1974 Carlene Stephens, conservadora del Museo Nacional de Historia Americana del Smithsonian, accedió a los 400 audios entregados por A. G. Bell, pero no los pudo reproducir debido a la falta me medios para hacerlo y especialmente a la fragilidad de los ejemplares.

39 años después un equipo que incluye Investigadores del Museo Nacional de Historia Americana, el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, y la Biblioteca del Congreso que ya habían identificado y digitalizado otros antiguos sonidos que dieron título a otro artículo en esta web llamado “Los Inicios de la Grabación del Sonido” han conseguido hacer lo mismo con la voz de Bell capturando con exactitud nanométrica los surcos ubicados en el soporte de cera y cartón para posteriormente poder reprocucirlos. Este es el resto del audio con su transcripción:

Fuentes y ampliación de la información:

– Vía: Programa radiofónico de “La Rosa de Los Vientos del 06-05-13”.

Hear Alexander Graham Bell speak.

Hear my voice.

Sobre admin