Tu mensaje en una cápsula del tiempo.

Hace tiempo os hablaba de la manera de enviar mensajes a la luna que viajarían a  bordo del LRO ( Lunar Reconnaissance Orbiter). El tiempo límite para anviarlos ya ha finalizado.

Hoy os propongo dos alternativas más para dejar tus palabras en otras dos cápsulas del tiempo.

– Hasta dentro de 50.000 años:

No sabemos lo que reinará en la tierra dentro de esta enorme cantidad de tiempo,  ni siquiera si esta existirá, pero hay un proyecto en marcha que consiste en que los terrícolas enviemos mensajes de 6000 caractéres max. ( 4 páginas DIN A4 ) alojados en las entrañas de un satélite llamado KEO. Su nombre representa los 3 sonidos usados con más frecuencia en los idiomas del planeta.

Lleva un largo retraso en su lanzamiento, pues al no depender de dinero empresarial, debe viajar como “invitado” de otras misiones que sí lo sean. Es por eso también por lo que todavía está abierto el plazo de envío.
KEO también llevará un diamante el cual encerrará una gota de sangre del ser humano y muestras de aire, agua de mar y suelo. Llevará grabado en una de las caras el genoma humano del ADN. Llevará además un reloj astronómico que demuestre los índices actuales de la rotación de varios pulsares; fotografías de la gente de todas las culturas ; y “la contemporánea biblioteca de Alejandría”, un compendio enciclopédico del conocimiento humano actual.

Toda esta información será almacenada en discos de vidrio en los cuáles, para asegurar la correcta conservación de sus datos, se han hecho pruebas de restistencia similares a las que tendría que soportar en sus 50000 años de viaje por el espacio. También está avalada su vuelta a la tierra por diferentes estudios.
Por desgracia la misión tiene sus limitaciones.
La primera es el riesgo de micrometeoritos o desechos, que según su densidad , tamaño y cantidad podrían romper sus escudos de tungsteno, titanio y aluminio, separados por vacío.
La imposibilidad de acceder a los datos en un futuro tan lejano. No se ha podido incluir ningún lector de disco por su tamaño, peso y fragilidad, así que dependerán de una especie de instrucciones a modo muy básico de como construir un lector de CD.
El satélite viaja sin energía y sin baterías por lo que solo depende de las leyes naturales para su vuelta.

Yo ya he enviado mi mensaje. ¿Y si dentro de 50.000 años alguien o algo pudiera leer lo que he escrito ahora? Difícil sí, imposible no.

Fuentes y ampliación de la información: Wikipedia y keo.

– Hasta dentro de 25 años:

Se trata de otro proyecto a más corto plazo que el anterior, pero más factible. En este caso además de palabras se pueden dejar vídeos e imágenes que serán almacenados en una caja hermética que contendrá un ordenador portátil que custodiará los datos, la cuál se abrirá el 12 de diciembre de 2033. Debes recordar que el día 12 de diciembre de 2008 se agota el plazo para dichos envíos, así que anímate. También he enviado el mío.

Fuente y ampliación de la información: La cápsula del tiempo. Ciencia directa.

Etiquetas: , , ,

Sobre admin